Giovanni Schiaparelli

El padre de la investigación de Marte

0000-00-00

Schiaparelli
Schiaparelli/

Giovanni Virginio Schiaparelli fue un prolífico astrónomo italiano cuya investigación se extendió ampliamente, pero cuyo nombre siempre se asocia a Marte. Nació en Savigliano, Piamonte, se graduó en la Universidad de Turín y estudió en el Royal Observatory en Berlín. Después de una breve temporada en el Observatorio Pulkova en Rusia, se unió al personal del Observatorio de Brera de Milán en 1860 y se convirtió en su director dos años más tarde. Los instrumentos pequeños de Brera condujeron a Schiaparelli a centrarse inicialmente en meteoritos y cometas. De hecho, probablemente su contribución más importante a la astronomía fue su descubrimiento de que la multitud de meteoros y cometas que dan lugar a lluvias anuales en la Tierra se debe a que siguen caminos similares a través del espacio. Su recompensa por este gran avance fue la instalación de un refractor de gran alcance en Brera que le permitió participar en un estudio de los planetas mucho más serio y avanzado. Primero quería probar las capacidades del nuevo instrumento, para comprobar si poseía las características ópticas necesarias para permitir el estudio de las superficies de los planetas. En 1877 llegó la ocasión ideal ya que Marte se encontraba en una posición muy favorable para su visión al encontrarse en oposición a la Tierra.

Lo que surgió de las largas observaciones de Schiaparelli en septiembre de 1877 fue el mapa de Marte más detallado de los publicados hasta entonces. Se convirtió en una referencia en lo que a cartografía planetaria se refiere. A día de hoy se siguen teniendo en cuenta sus investigaciones, así como muchas de las denominaciones de lugares descubiertos por él. El esquema que ideó para nombrar los accidentes geológicos de la superficie de Marte sobrevive a día de hoy. Él utilizó topónimos del latín y zonas Mediterráneas, así como topónimos de historia antigua, mitología y la Biblia. Se utilizaron nombres como Olympus Mons o Monte Olimpo, que ahora se sabe que es el mayor volcán del Sistema Solar, y como Elysium, Cydonia, Tharsis y Thyle. Lo que más llama la atención sobre el mapa original de Schiaparelli sin embargo, fue una curiosa red de marcas lineales que atravesaba la superficie marciana y que unía una zona oscura con otra. Estas líneas denominadas por el propio Schiaparelli como canales tomaron el nombre de ríos y otros nombres ficticios.

Schiaparelli insistió que su nomenclatura no pretende prejuzgar la naturaleza de los accidentes de la superficie, sin embargo, Schiaparelli favoreció claramente una visión marítima de Marte en el que las áreas oscuras eran mares y la tierra las zonas más brillantes.

Durante la oposición de Marte con la Tierra en 1879, Schiaparelli actualizó su mapa original, observando algunos cambios como la aparente invasión de una zona brillante conocida como Syrtis Major. Esto le animó en su creencia de que Syrtis Major era un mar poco profundo que a veces inundó las tierras de alrededor.

Schiaparelli mantuvo que Marte es un planeta de cambio estacional como la Tierra, con un mar temporal formando alrededor del casquete del polo norte cuando se funde en la primavera marciana.

Los canales, eran como un verdadero sistema hidrográfico y quizás el principal mecanismo por el que el agua se distribuía sobre la superficie del planeta.

No obstante no descartaba que dichos canales fueran artificiales, construidos por vida inteligente, algo que provocaba muchas controversias.

Giovanni Schiaparelli falleció en Milán el 4 de julio de 1910.