ExoMars TGO/Schiaparelli
Estado misión a Marte

La misión ExoMars 2016 consta de dos naves espaciales, un orbitador y un módulo de aterrizaje, lanzadas juntas en marzo de 2016. La TGO detectará y monitoreará los gases traza en la atmósfera marciana desde una órbita de aproximadamente 400 km. El módulo de aterrizaje, Schiaparelli, es un módulo de demostración de entrada, descenso y aterrizaje que probará las tecnologías necesarias para futuras misiones del módulo de aterrizaje. Lleva una pequeña carga útil científica diseñada para realizar mediciones atmosféricas. ExoMars es un programa de la Agencia Espacial Europea realizado en conjunto con Roscosmos.

El TGO contiene una carga útil científica de 112 kg para estudiar el comportamiento de los gases traza en Marte. Los tres objetivos principales del orbitador son: realizar investigaciones sobre el origen biológico o geológico de los gases traza en Marte con una carga útil científica de 4 instrumentos; entregar Schiaparelli y soportar la transmisión de datos durante su descenso y operaciones de superficie; y servirá como relé de datos para transmitir las comunicaciones del rover ExoMars 2020. Sus investigaciones de gases traza incluirán el monitoreo de cambios estacionales en la composición y temperatura atmosférica, y el mapeo de hidrógeno subsuperficial.

Toda la nave tiene una masa de lanzamiento de 4332 kg, que incluye el módulo de aterrizaje y el propelente de Schiaparelli de 600 kg. El Trace Gas Orbiter tiene forma de caja, 3,2 metros x 2 metros x 2 metros con dos alas de paneles solares que se extienden 17,5 metros de punta a punta. Estos suministran aproximadamente 2000 W de potencia a la nave y dos baterías de iones de litio con una capacidad total de 5100 Wh. La propulsión es provista por un sistema de doble propulsión con un motor principal de 424 N. La comunicación se realiza a través de un sistema de banda X de 65 W, una antena parabólica de alta ganancia de 2,2 metros y 3 antenas de baja ganancia. La comunicación con el módulo de aterrizaje de superficie y las posibles misiones de superficie posteriores se realizarán a través de los transmisores de banda UHF de Electra y una antena helicoidal.

Schiaparelli es principalmente un vehículo de demostración de tecnología. Las tecnologías que se están probando incluyen material especial de protección térmica, el sistema de paracaídas, un altímetro Doppler de radar y un sistema de frenado por propulsión líquida. Los monitores de la nave transmitirán datos sobre el rendimiento de los diferentes sistemas. Schiaparelli tiene forma de disco, con un diámetro de 1,65 metros, protegido en la entrada por un escudo térmico de 2,4 metros de diámetro. La masa total es de 600 kg. La desaceleración del descenso es proporcionada por el escudo térmico, una banda de separación de disco de 12 m de diámetro y tres grupos de tres motores de hidrazina 400-N. La energía es proporcionada solo por las baterías primarias, se espera que proporcione energía durante 2 a 8 días de operaciones en la superficie. Las comunicaciones con la nave espacial en órbita son a través de UHF. Schiaparelli está diseñado para aterrizar en terrenos con rocas de hasta 40 cm y pendientes de hasta 12,5 grados. La carga útil de ciencia y tecnología incluye la caracterización del polvo, laevaluación de riesgos y el analizador ambiental de superficie marciano (DREAMS); Investigación y análisis de entrada y aterrizaje en el Marte atmosférico (AMELIA); la cámara de descenso (DECA); el paquete de sensores aerotérmicos combinados (COMARS +); y una serie de retroreflectores láser.

ExoMars 2016 se lanzó a las 09:31 UT el 14 de marzo de 2016 en un cohete Proton con una etapa superior Breeze M desde el Cosmódromo de Baikonur en Kazajstán. Después de un crucero de 7 meses, la nave espacial llegó a Marte en octubre de 2016. Tres días antes de llegar a Marte, el 16 de octubre, el vehículo de aterrizaje Schiaparelli fue lanzado como estaba previsto a las 14:42 TU. Entró en la atmósfera marciana el 19 de octubre a las 14:42 UT, a 122,5 km de altitud a aproximadamente 21,000 km / h, e inicialmente se desaceleró utilizando el escudo térmico de aeroshell. A una altitud de unos 11 km y una velocidad de 1650 km / h se desplegó el paracaídas. Se lanzó el escudo térmico frontal y se desplegó el altímetro de radar a unos 7 km de altitud. A 1,3 km de altitud, el escudo térmico trasero y el paracaídas se desecharon y se activó el sistema de propulsión líquida. Debido a un fallo técnico, Schiaparelli interpretó que estaba en posición invertida de manera errónea, por lo que los sistemas no funcionaron correctamente y terminó chocando contra la superficie de Marte, quedando destruído.

El Trace Gas Orbiter se encuentra actualmente en órbita, y será el enlace con la Tierra del rover ExoMars 2020.

Fuente: NASA