Phobos 2
Estado misión a Marte

Phobos 1 y Phobos 2, fueron la siguiente generación de las misiones planetarias tipo Venera. Los objetivos de las misiones Phobos fueron: (1) realizar estudios del entorno interplanetario; (2) realizar observaciones del sol; (3) caracterizar el ambiente de plasma en las cercanías marcianas; (4) realizar estudios de superficie y atmosféricos de Marte; y, (5) estudiar la composición de la superficie del satélite marciano Fobos.

La sección principal de la nave espacial consistía en una sección electrónica toroidal presurizada que rodeaba una sección modular cilíndrica de experimentos. Debajo de estos se montaron cuatro tanques esféricos que contenían hidrazina para el control de la actitud y, después de que el módulo de propulsión principal fuera desechado, el ajuste de la órbita. Un total de 28 propulsores (veinticuatro propulsores 50 N y cuatro propulsores 10 N) se montaron en los tanques esféricos con propulsores adicionales montados en el cuerpo de la nave espacial y los paneles solares. La actitud se mantuvo mediante el uso de un sistema de control de tres ejes con puntería mantenida con sensores de sol y estrellas.

Phobos 2 operó correctamente en sus fases de inserción orbital a Marte, reuniendo datos sobre el Sol, el medio interplanetario, Marte y Fobos. Poco antes de la fase final de la misión, durante la cual la nave espacial debía acercarse a menos de 50 m de la superficie de Fobos y lanzar dos módulos de aterrizaje, uno una 'tolva' móvil y la otra una plataforma fija, se perdió el contacto con Phobos 2. La misión finalizó cuando la señal de la nave espacial no se pudo volver a adquirir con éxito el 27 de marzo de 1989. Se determinó que la causa del fallo era un mal funcionamiento del ordenador de a bordo.

Fuente: NASA