Phoenix
Estado misión a Marte

El Phoenix Mars Lander estaba diseñado para estudiar la superficie y el entorno cercano a la superficie de un lugar de aterrizaje en la zona norte de Marte. Los principales objetivos científicos para Phoenix eran: determinar el clima polar, la interacción con la superficie y la composición de la atmósfera inferior alrededor de 70 grados al norte durante al menos 90 soles; determinar las características atmosféricas durante el descenso a través de la atmósfera; caracterizar la geomorfología y los procesos activos que dan forma a las planicies del norte; determinar la mineralogía y la química acuosa, así como los gases adsorbidos y el contenido orgánico del regolito; caracterizar la historia del agua, el hielo y el clima polar y determinar el potencial biológico presente y pasado de los ambientes de superficie y subsuelo.

La nave espacial comprendía de una base octagonal apoyada en tres patas de aterrizaje. Dos alas de paneles solares octogonales se extiendían desde la base para proporcionar energía. La comunicación sería a través del relé UHF a través del orbitador Odyssey Mars 2001, pero Mars Reconnaissance Orbiter y Mars Express de la ESA también se podían usar como relés, y Phoenix tenía una antena de banda X de ganancia media orientable para proporcionar comunicaciones directamente con la Tierra.

Los experimentos científicos y un brazo robótico estaban montados en la base. Los experimentos son: el microscopio, electroquímica y analizador de conductividad (MECA), la cámara de brazo robótico (RAC), la cámara estéreo de superficie (SSI), el analizador de gas térmico y evolucionado (TEGA) y la estación meteorológica (MET). La masa de la carga útil de experimentos total era de 55 kg.

Phoenix se lanzó el 4 de agosto de 2007 a las 09:26:34 UT (5:26 a.m. EDT) en un Delta II 7925 desde la Estación de la Fuerza Aérea de Cabo Cañaveral. El viaje de 681 millones de kilómetros a Marte tomó aproximadamente 10 meses, y aterrizó en Marte el 25 de mayo de 2008. Catorce minutos antes del aterrizaje, y unos 7 minutos antes de la entrada a la atmósfera, se abandonó la etapa de crucero. La nave espacial entró en la atmósfera y el escudo térmico inicialmente redujo la velocidad de la nave. Después de unos 3 minutos, el paracaídas se desplegó, seguido de la expulsión del escudo térmico 15 segundos después, el despliegue de las patas de aterrizaje 10 segundos después y la activación del radar 50 segundos después. A 1 km de altitud, se lanzó el paracaídas y se logró un descenso y aterrizaje suave utilizando un sistema de propulsión formada por 8 impulsores, que se apagaron cuando los sensores de la almohadilla del pie detectaron el aterrizaje.

El momento del aterrizaje ocurrió a las 23:53:44 UT (7:53:44 p.m. EDT) el 25 de mayo. El lugar de aterrizaje se encuentra en la región polar norte entre 65 y 72 grados N, nominalmente a 68.15 N, 125.9 W, un área relativamente libre de rocas con una proporción alta de hielo a roca (30-60%). Las temperaturas de la superficie en esta región oscilan entre -83 y -13 grados Celsius y la altitud de aterrizaje es aproximadamente 3.5 km por debajo de superficie media del planeta. Marte estaba a 275 millones de kilómetros de la Tierra en el momento del aterrizaje. Las comunicaciones se mantuvieron a través de los relés de la nave espacial en la órbita de Marte, Reconnaissance Orbiter (NASA) y Mars Express (ESA) durante todo el descenso y aproximadamente 1 minuto después del aterrizaje, después de lo cual no hubo comunicaciones con Phoenix durante aproximadamente una hora y media.

Los paneles solares se desplegaron después de 15 minutos hasta que el polvo removido por el aterrizaje se asentó. Phoenix luego tomó sus primeras imágenes de sí mismo y de su entorno. Cuando las comunicaciones se reanudaron, las primeras imágenes, junto con la telemetría de estado de la nave espacial, se retransmitieron a la Tierra. El aterrizaje ocurrió justo antes del solsticio de verano del norte, a 68 grados de latitud, el Sol estaba en el cielo todo el tiempo y no se ocultaría bajo el horizonte hasta el mes de agosto.

Todos los instrumentos se implementaron en los primeros dos días después del aterrizaje. Al finalizar el verano, la misión tenía menos energía solar para operar y realizó su última transmisión el 2 de noviembre de 2008 antes de que se agotara la energía.

Fuente: NASA